CIRUGÍA MINIMAMENTE INVASIVA PARA GLAUCOMA

Esta cirugía es un procedimiento muy poco invasivo que toma entre 10 a 15 minutos y está indicado para personas que sufren de glaucoma pero que están en estadío leve o moderado.

Se realiza mediante cortes muy pequeños que no requieren puntos o mediante láser.

¿Quiénes requieren Cirugía Mínimamente Invasiva para Glaucoma?

Aquellas personas que pueden verse beneficiadas de una reducción adicional de la presión intraocular pero cuyo glaucoma es leve o moderado. Esta cirugía es mucho menos riesgosa que una cirugía convencional para glaucoma, pero su capacidad para bajar la presión es también menor. Es importante que el especialista en glaucoma determine el procedimiento o cirugía que mejor se ajuste a cada paciente.

¿En qué consiste la Cirugía Mínimamente Invasiva para Glaucoma?

Existen varias modalidades, todas son ambulatorias y se realizan en sala de operaciones con anestesia local y sedación (no anestesia general) a cargo de un anestesiólogo: Cirugías con láser, que, a diferencia de los procedimientos, son de mayor intensidad por lo que deben hacerse en sala de operaciones, sin embargo, no requieren cortes ni puntos; Cirugías Intraoculares, que pueden consistir en micro cortes para favorecer la disminución de la presión intraocular o la colocación de micro dispositivos que también ayuden a bajar la presión intraocular.

¿Cómo es la recuperación de la Cirugía Mínimamente Invasiva para Glaucoma?

Tal como dice su nombre, al ser mínimamente invasiva, estas cirugías tienen una recuperación más rápida que las cirugías convencionales para glaucoma, sin embargo, se deben tener cuidados muy estrictos para evitar complicaciones como infecciones o sangrado.